USO DE COOKIES

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies

Manta ignífuga protección soldadura 2 caras hasta 1.000ºC (ref. SIRIUS)

Nuevo producto

SIRIUS Manta ignífuga protección soldadura a 2 caras hasta 1.000ºC, para protección contra salpicaduras de soldadura, partículas incandescentes y chispas de amoladura

Más detalles

598 artículos

41,89 € sin impuestos

Más

Las mantas ignífugas protectoras para soldadura garantizan una protección segura frente a salpicaduras de soldadura, proyección de chispas y chispas de esmerilado. Son resistentes a los cortes, antideslizantes y son resistentes a una carga térmica continua de hasta 700 °C y brevemente a 1.000 °C.

Las mantas de soldadura SIRIUS están fabricadas con tejidos resistentes al calor y protegen contra chispas y salpicaduras procedentes de soldadura y esmerilado.

Resumen/Aplicaciones
Libre de amianto y con buena resistencia mecánica. Utilización en área de
ingeniería química industrial, astilleros, construcción y centrales eléctricas. Es ignífuga a 2 caras. Protege de las perlas de soldadura, la proyección de chispas y las chispas de esmerilado.

Beneficio
Trabajo seguro gracias a la protección fiable frente a salpicaduras de soldadura, proyección de chispas y chispas de esmerilado

Características
Están realizadas con tejido de fibra de vidrio con un recubrimiento especial para
aumentar su resistencia anti deslizamiento y corte. Muy adecuada en aplicaciones
horizontales.
Resistentes a los cortes y antideslizantes
Carga térmica continua hasta 700 °C, brevemente a 1.000 °C
1035 gr/m2
Ignífuga por 2 caras
Carga mecánica

Variantes
Varios tamaños

Reseñas

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

Manta ignífuga protección soldadura 2 caras hasta 1.000ºC (ref. SIRIUS)

Manta ignífuga protección soldadura 2 caras hasta 1.000ºC (ref. SIRIUS)

SIRIUS Manta ignífuga protección soldadura a 2 caras hasta 1.000ºC, para protección contra salpicaduras de soldadura, partículas incandescentes y chispas de amoladura