USO DE COOKIES

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies

Información

Crear presupuesto para mi pedido Solicitar presupuesto
Emergencia y Asistencia

La normativa de seguridad y salud en el entorno laboral regula el diferente equipamiento con el que debe contar una empresa para tratar de reducir las posibilidades de que exista algún riesgo para sus trabajadores por la actividad que desarrollan. Además también se llevan a cabo diferentes acciones para que los trabajadores estén preparados para...

La normativa de seguridad y salud en el entorno laboral regula el diferente equipamiento con el que debe contar una empresa para tratar de reducir las posibilidades de que exista algún riesgo para sus trabajadores por la actividad que desarrollan. Además también se llevan a cabo diferentes acciones para que los trabajadores estén preparados para los primeros auxilios en caso de emergencia.

En función de la actividad de la empresa pueden ser necesarios equipos concretos de emergencia y asistencia, si bien por normal general en todos los entornos de trabajo se debe contar con un botiquín en el que se dispongan de fármacos y otros productos que sean necesarios para poder atender al trabajador en caso de que sea necesario prestarle los primeros auxilios. Contar con un desfibrilador también puede llegar a ser obligatorio pero aunque no lo sea es altamente recomendable contar con uno de estos equipos que pueden llegar a salvar la vida de un trabajador.

Asimismo, en determinados lugares de trabajo pueden ser necesarias las duchas, surtidores lavaojos emergencia, camillas, etcétera, todos ellos elementos muy importantes de cara a la asistencia inmediata de los trabajadores.

Lavaojos en el lugar de trabajo

La ducha emergencia con lavaojos, los lavaojos portátiles y las botellas lavaojos, entre otros, son equipos de emergencia cuya función no es otra que la de prestar un servicio de primeros auxilios para aquellas personas que han sufrido algún tipo de contaminación o exposición a agentes nocivos para la salud como pueden ser los productos o agentes químicos, radioactivos, líquidos irritantes y/o partículas peligrosas.

Contar con duchas con lavaojos o botellas lavaojos emergencia no significa que se puedan prescindir de los Equipos de Protección Individual (EPIs) como la ropa laboral, protectores faciales, protectores visuales… Un equipamiento de este tipo puede llegar a salvar la vida o evitar que el trabajador pueda sufrir problemas oculares.

Los dispositivos lavaojos se encargan, como su propio nombre indica, de mojar los ojos para lavarlos a través de un sistema enfocado a la cavidad ocular.

Los lavaojos emergencia y las duchas deben estar presentes en todos aquellos entornos laborales en los que exista un factor de riesgo químico que pueda afectar al trabajador al entrar en contacto con su piel o a sus ojos, así como si se está expuesto al polvo, vapores o productos contaminantes entre otros. Algunos ejemplos de lugares en los que son indispensables estos equipos son las fábricas petro-químicas o las empresas de transporte de mercancía peligrosa.

Más

Emergencia y Asistencia Hay 106 productos.

Subcategorías

  • Desfibriladores | DEA

    ¿Qué es una Parada Cardíaca?

    Cada año mueren en España más de 25.000 personas por muerte súbita.

    La mayoría en entornos extrahospitalarios, y casi el 80-90 % ocasionadas por un trastorno eléctrico del corazón llamado"FIBRILACIÓN VENTRICULAR

    El único tratamiento efectivo en estos casos es la "Desfibrilación precoz".

    "Por cada minuto de retraso en realizar la desfibrilación, las posibilidades de supervivencia disminuyen en más de un 10%".

    Cuando alguien es afectado por una “parada cardíaca” la sangre cesa de circular normalmente por el cuerpo. Normalmente, la “parada cardíaca” está causada por un ritmo cardiaco caótico acelerado. Esto lo llamamos “fibrilación ventricular”. La única forma para conseguir que el corazón vuelva a recuperar su ritmo normal, es aplicando un electroshock durante los primeros minutos, tras la sufrir la parada cardíaca.Tras 6 minutos la probabilidad de sufrir daño cerebral es considerable y tras 10 minutos la probabilidad de sobrevivir es tan solo de un 10%. El tiempo de reacción medio de una ambulancia es de 10 a 15 minutos.

    ¿Por qué un DEA?
    El desfibrilador externo automático realiza automáticamente un análisis del ritmo cardiaco y a continuación, en base a su algoritmo de diagnóstico decidirá si es necesario un electroshock o no. Durante todo el proceso de reanimación el DEA guiará al asistente verbal y visualmente en la ejecución de los actos. El DEA se encarga también de la asistencia para la reanimación mediante el boca a boca y el masaje cardiaco, indicando mediante señales acústicas el ritmo correcto de las compresiones. Además, indicará el momento en el que debe aplicar las dos respiraciones
    boca a boca en cada ciclo. El DEA de Telefunken , solicitará al socorrista , que presione el botón de descarga en el momento que sea necesario un choque. El DEA es totalmente seguro, ya que nunca permitirá efectuar una descarga si ésta no está indicada.

    ¿Qué es un desfibrilador?

     El desfibrilador automático o semiautomático (DEA o DESA) es un pequeño aparato que se conecta a la víctima que supuestamente ha sufrido una parada cardíaca por medio de parches (electrodos adhesivos).

    ¿Cómo funciona?

     

    SU FUNDAMENTO ES SENCILLO:

    El DEA o DESA analiza automáticamente el ritmo del corazón. Si identifica un ritmo de parada cardíaca tratable mediante la desfibrilación (fibrilación ventricular), recomendará una descarga y deberá realizarse la misma pulsando un botón.

    SU USO ES FÁCIL:

    El desfibrilador va guiando al reanimador durante todo el proceso, por medio  de mensajes de voz, realizando las órdenes paso a paso.

    SU USO ES SEGURO:

    Únicamente si detecta este ritmo de parada desfibrilable (FV) permite la aplicación de la descarga. (Si por ejemplo nos encontrásemos ante una víctima inconsciente que únicamente ha sufrido un desmayo, el desfibrilador no permitiría nunca aplicar una descarga).

    ¿Quién puede usar un desfibrilador?

    No es necesario que el reanimador sea médico para poder utilizar el desfibrilador.

    Cualquier persona (no médico) que haya superado un curso de formación específico impartido por un centro homologado y acreditado estará capacitado y legalmente autorizado para utilizar el DEA o DESA.

    La abreviatura DEA significa Desfibrilador Externo Automático.

  • Lavaojos

    En muchos ámbitos laborales los trabajadores están expuestos a diferentes situaciones de emergencia que pueden afectar a sus ojos y que pueden estar originadas por salpicaduras o derrame de sustancias o materiales con los que se está trabajando, siendo fundamental intervenir de una manera rápida y sencilla para evitar graves problemas de salud. Por esta razón es fundamental contar con un lavaojos de emergencia en todo espacio laboral en el que exista un riesgo para los ojos de los trabajadores.

    En determinados trabajos y sectores es fundamental contar con todos los elementos y dispositivos de seguridad a su alcance para prevenir cualquier peligro o riesgo relacionado con los ojos de los profesionales. Uno de los equipos disponible para ello son los lavaojos, un dispositivo de seguridad que tiene la finalidad de proteger los ojos de una persona que ha sufrido algún tipo de accidente en sus ojos porque hayan penetrado en ellos algún tipo de sustancia o material dañino.

    Los lavaojos, que también se conocen como ducha lavaojos o fuente lavaojos, pueden ser de diferentes tipos, los cuales puede encontrar en Sekureco: ducha lavaojos, lavaojos de pared, lavaojos portátil… dispositivos que irrigan agua abundante sobre los dos ojos de la persona afectada para descontaminarlos de una manera rápida y eficaz, contribuyendo así a evitar que puedan sufrir graves problemas oculares.

    El empleo de lavaojos puede ser fundamental para los ojos, ya que en caso de no ser utilizado en muchas ocasiones podría llegar a derivarse en una pérdida de la visión por parte del trabajador afectado. Por este motivo este tipo de dispositivos deben estar presentes en todo trabajo en el que exista un riesgo de sufrir algún tipo de daño durante la práctica de su actividad laboral.

    Un dispositivo lavaojos se encuentra compuesto por dos boquillas o rociadores, un accionador de pie o de codo y el líquido lavaojos, tratándose este último de una solución de tipo salino. Estos dispositivos se utilizan como dispositivo de emergencia en numerosos ámbitos, como son los laboratorios, las plantas industriales, etcétera.

    Es muy importante que en todo ámbito laboral todos los empleados puedan tener a su disposición todo el equipo de seguridad y emergencia necesario para poder actuar con rapidez y eficacia ante cualquier tipo de problema o incidente que pueda poner en riesgo su salud. Los lavaojos de emergencia pueden considerarse un elemento imprescindible en algunos entornos de trabajo y por ello lo ponemos a su disposición en nuestra tienda.

  • Botiquín

    En todo entorno de trabajo o espacio público es fundamental que los trabajadores y usuarios tengan a su disposición un kit de primeros auxilios o un botiquín con el que así poder hacer frente a los diferentes problemas o lesiones que puedan tener lugar mientras realizan sus trabajos y que no sean de suficiente gravedad como para acudir a un centro de salud o bien para tratar al afectado antes de que lleguen al lugar los servicios de emergencia.

    Disponer de un botiquín de primeros auxilios con el equipamiento adecuado puede llegar a resultar fundamental para que una persona o trabajador afectado pueda recibir las primeras atenciones antes de que lleguen los profesionales de la salud al lugar. No obstante habitualmente los kit de primeros auxilios son empleados para que los operarios puedan tener a su disposición un completo equipamiento con el que hacer frente a pequeñas lesiones como cortes, roces, quemaduras, etcétera.

    En Sekureco contamos con diferentes modelos de botiquin primeros auxilios, permitiendo de esta manera que cada empresa o profesional pueda encontrar una opción que se adapte a la perfección a sus necesidades y preferencias. Algunos de los botiquines que puede encontrar en nuestra tienda son los siguientes:

    •          Kits de primeros auxilios portables: Estos botiquines cuentan con los elementos básicos de primeros auxilios en un estuche de tamaño compacto para que sean fáciles de transportar y guardar. En ellos es habitual encontrar apósitos, tampones, compresas, tijeras, algodón, esparadrapo, cinta plástica elástica, tiritas…
    •          Botiquín de primeros auxilios para coche: En Sekureco podrán encontrar el botiquín de primeros auxilios que puede necesitar para llevar en su automóvil, un kit de emergencia que por su tamaño y su contenido ha sido concebido para ser utilizado en cualquier tipo de vehículo. De forma habitual incluyen una guía de primeros auxilios para que los usuarios sepan cómo actuar en el momento de atender una emergencia junto a diferente contenido como tijeras, manta isotérmica, apósitos, vendajes, guantes, gasas, etcétera
    •          Botiquines de pared: Este tipo de botiquines han sido concebidos para colocarse en la pared de centros de ocio, empresas y cualquier otro tipo de instalación. Su principal ventaja con respecto a otros tipos de botiquín es su tamaño, que permite almacenar una mayor cantidad de material de primeros auxilios. Además, por norma general, se encuentran divididos en diferentes compartimentos que permiten una mejor organización del material y que incorporan diferentes elementos como: pinzas, agua oxigenada, apósitos, suero fisiológico, vendas, algodón, tijeras, gasas, esparadrapo, guantes…
    •          Sets dispensadores: En Sekureco disponemos de diferentes sets con dispensadores de primeros auxilios para que los trabajadores puedan acceder de una forma rápida a diverso equipamiento de primeros auxilios, existiendo modelos con dispensador de tiritas, ampollas con solución lavaojos, etcétera.
  • Apósitos

    En todo entorno de trabajo o espacio en el que se desarrolle alguna actividad deportiva, así como dentro del equipamiento básico de muchos deportistas debe encontrarse un botiquín de emergencia, el cual debe contar con diferentes elementos básicos, como es el caso de los apósitos, elementos que son muy útiles para cubrir y proteger una herida.

    La principal función de los apósitos para heridas es contribuir a la cicatrización de la herida que se ha producido a consecuencia de un corte, raspadura o quemadura, contando para ello con algunas características propias de este tipo de elementos: impermeabilidad frente a partículas, agua y gérmenes; esterilidad; permeabilidad a los gases; capacidad de absorción y favorecimiento del pH ácido, entre otros.

    Existen diferentes tipos de apósitos, que están a su disposición en Sekureco, para que pueda encontrar aquel que mejor se adapte a sus preferencias y necesidades.

    Clasificación de los apósitos

    Los apósitos pueden clasificarse en diferentes tipos:

    •          Apósitos estériles combinados: Estos apósitos para quemaduras y heridas pueden ser secos (adhesivos (soporte de poliuretano, de tejido sin tejer o poliuretano con hidrocoloides) o no adhesivos) o impregnados (parafina y/o lanolina, silicona o triglicéridos).
    •          Apósitos estériles laminares: Estos apósitos pueden ser: estéril laminar de poliuretano o semipermeable adhesivo.
    •          Apósitos estériles activos: A su vez se pueden clasificar en laminares (hidrogeles, colágeno, espumas de gelatina, hidrocoloides, espumas de poliuretano, fibra de hidrocoloide, alginatos, geles de poliuretano…) y no laminares (espuma de poliuretano, hidrogel con hidrocoloide, hidrogel con alginato, hidrocoloides, hidrogeles, dextranómeros).

    Indicaciones de uso de los apósitos

    Los apósitos, que ayudan a aislar, proteger y optimizar la cicatrización deben utilizarse atendiendo a sus características para un tipo concreto de heridas:

    •          Apósitos estériles combinados no adhesivos: Se emplean en aquellos casos de que existan heridas suturadas limpias, quemaduras leves y abrasiones y laceraciones. Se indican para heridas exudativas infectadas y malolientes.
    •          Apósitos estériles adhesivos: Indicado para heridas postquirúrgicas exudativas.
    •          Apósitos combinados impregnados: Se utilizan como medida de protección y prevención ya que tienen poca capacidad de absorción y no son útiles para úlceras exudativas.
    •          Apósitos estériles activos: Se encargan de proteger la herida al mismo tiempo de contribuir a la cicatrización controlando la humedad y la temperatura. En función del tipo elegido cuenta con unas características propias.

    Por otro lado debe tener en cuenta que no se deben utilizar los apósitos en caso de infección, heridas por mordeduras, quemaduras profundas, heridas con afectación de hueco o tendones, úlceras secundarias a lesiones cancerosas, úlceras isquémicas, etcétera.

  • Esparadrapos

    En todo botiquín es necesario que se encuentren los elementos necesarios para que cualquier trabajador o usuario pueda rápidamente atenderse en caso de necesidad. Los primeros auxilios tienen una notable importancia como principal medida ante una herida o accidente, pudiendo llegar a ser, en muchos casos, suficiente para tratar los problemas derivados de un corte, raspón o quemadura. Uno de los muchos elementos que deben formar parte de un botiquín de emergencia bien equipado son los esparadrapos.

    Los esparadrapos son cintas de tela o plástico que cuentan con una parte adhesiva y que se utiliza para sujetar vendajes. En función del material del que está fabricado se pueden distinguir diferentes tipos y calidades dentro de este componente de primeros auxilios.

    En el mercado se puede encontrar esparadrapo impermeable y transparente (buena fijación de vendas y gasas sobre la piel), esparadrapo poroso de polietileno (que favorece a la piel al permitir paso de humedad y del aire). La mejor opción es un esparadrapo hipoalergénico que tenga un gran poder adhesivo y transpirable, además de ser fácil de despegar, impermeable y resistente a las altas temperaturas y al envejecimiento.

    En Sekureco contamos con diferentes tipos de esparadrapos para que pueda decantarse por aquella opción que necesite. De esta forma podrá disponer de un elemento fundamental a la hora de sujetar vendajes o heridas tanto dentro del ámbito laboral, como si utiliza un botiquín para fines deportivos o actividades de ocio.

    Es importante contar siempre con productos de primeros auxilios en cualquier actividad que se realice y que pueda tener algún riesgo, si bien es recomendable contar con un botiquín bien equipado en todo hogar o entorno de trabajo, independientemente de que los trabajos y/o actividades desarrollados en el mismo no tengan, a priori, riesgo para la integridad de las personas allí presentes.

    En Sekureco contamos con todos los elementos que puede necesitar para contar con un botiquín de emergencia debidamente equipado y preparado para ser utilizado en el caso de que sea necesario actuar rápidamente tras sufrir algún tipo de accidente, ya sea para casos leves o para aquellos que revisten una mayor gravedad. En nuestra tienda puede encontrar: esparadrapos, gasas, apósitos, apósitos para ampollas, compresas frío y calor, vendas (rígidas, elásticas, cohesivas dedos y muñeca, terapéutica), termómetros, desfibriladores, lavaojos… todo lo necesario para velar por la seguridad de los usuarios y/o trabajadores.

  • Gasas

    Un botiquín destinado a ser utilizado dentro de un entorno laboral o en un espacio deportivo debe estar debidamente equipado, contando con todos los elementos necesarios para poder actuar en el caso de que sea necesario prestar primeros auxilios tras una herida, quemadura o corte. Un elemento que no puede faltar en cualquier kit de primeros auxilios son las gasas, una malla con hilos (la cantidad depende de la calidad). Las gasas de algodón se utilizan en vendajes y compresas para cubrir y proteger de mejor manera las heridas, evitando así que puedan entrar en contacto con el aire y cualquier otro agente externo.

    Las gasas pueden estar fabricadas con diferentes estructuras de hilo (multifilamento, monofilamento, sarga y tafetán) y pese a que llevan siglos utilizándose, las actuales han evolucionado mucho. A diferencia de las antiguas, las actuales se esterilizan, al igual que ocurre con el resto de materiales médicos, si bien en este caso se lleva a cabo mediante la radiación gamma, lo que hace que se realice la esterilización con una gran precisión y eficacia. No obstante, se comercializan con y sin esterilización.

    Entre las funciones de las gasas cabe destacar las siguientes:

    •          Protección: Una gasa logra proteger toda la superficie en la que exista una lesión y lo hace de una manera cómoda para los pacientes afectados.
    •          Compresión: En algunos casos se deben utilizar las gasas como si de un “torniquete” se tratase, para poder contener la profusión de la sangre.
    •          Regulación: Las gasas pueden emplearse para regular la temperatura de una herida, proporcionando un calor que favorece la cicatrización.
    •          Absorción: Las heridas suelen presentar exudados o trasudados en función del nivel de inflamación, lo cual requiere de que el apósito que se elija tenga mayor o menor grado de absorción. En función de la herida se determinará si se debe optar por un vendaje más grueso o fino y el tiempo en el que debe cambiarse la gasa.
    •          Inmovilización: La gasa permite que se cree un ambiente en la herida para evitar la pérdida de CO2, aprovechando mejor los tejidos así el oxígeno, favoreciendo a que exista menos dolor en la misma.

    En Sekureco ponemos a su disposición gasas de calidad para que pueda incluirlas en su botiquín médico, independientemente de que su uso sea en el ámbito laboral, en el deportivo en el coche o para el hogar, etc.

  • Apósitos para ampollas

    Las ampollas son unas lesiones que aparecen en la piel y que se presentan en forma de burbuja, una vesícula llena de líquido que puede ser transparente o contener sangre. Las causas de la aparición de las ampollas son muy variadas, por lo que es recomendable contar en el botiquín de cualquier ámbito doméstico o laboral.

    Las causas más comunes por las que aparecen ampollas son las siguientes:

    •          Por rozamiento. Esta es la causa más frecuente y suele afectar a aquellas personas que durante largos periodos de tiempo han estado llevando un calzado que ha causado más fricción de lo que debería, provocando así una lesión en la piel.
    •          Las quemaduras solares. La exposición al sol durante demasiado tiempo pueden llegar a provocar la aparición de ampollas en los casos más graves.
    •          Quemaduras químicas provocadas por productos químicos o ácidos.
    •          Escaldaduras. Quemaduras que se causan cuando la piel entra en contacto con un líquido a muy alta temperatura.
    •          Procesos de congelamiento grave.
    •          El padecimiento de enfermedades como la dermatitis de contacto.
    •          Infecciones de la piel como la varicela.
    •          Reacciones alérgicas que se manifiestan a través de la piel.

    No obstante también pueden aparecer por otros motivos. Este tipo de lesión no tiene muchos signos ni síntomas, si bien hay casos en el que se puede detectar cuando va a aparecer una.

    Para todos estos casos se recomienda disponer siempre de apósitos para ampollas, ya que pueden aparecer cuando menos se espera. Los apósitos sirven para hacer posible que las ampollas se curen con una mayor rapidez y evitar las molestias propias de su aparición.

    En Sekureco puede encontrar los apósitos para ampollas que necesita para que formen parte de su botiquín, así como de todos aquellos elementos que pueda necesitar para estar preparado para aquellos casos en los que sea necesario prestar primeros auxilios, ya sea por quemaduras, roces, ampollas u otro tipo de heridas.

    Tenga en cuenta la importancia de tener siempre todo el equipo médico posible para poder atender cualquier caso que pueda darse, tanto en el ámbito laboral como a la hora de llevar a cabo algún tipo de actividad deportiva, así como en el hogar por los diferentes incidentes que se pueden sufrir en cualquier tarea diario. Siempre se debe contar con los medios necesarios para poder actuar frente a problemas leves o para dar los primeros auxilios a la espera de recibir atención por parte de profesionalidades médicos.

  • Termómetros

    Los termómetros son instrumentos de medición que han sido especialmente diseñados para ser capaces de calcular las variaciones de temperatura. Existen termómetros de diferentes tipos, siendo los termómetros digitales los más utilizados en la actualidad.

    En los termómetros digitales se pueden mostrar un o varias unidades de temperatura, como ocurre en el caso de los modelos duales. En el rango se establece los valores más bajos y más altos que pueden ser detectados por este instrumento.

    Dentro de los termómetros digitales actuales existen diferentes tipos: los herméticos a prueba de agua que se emplean en ambientes húmedos, los utilizados para alimentos y productos farmacéuticos (que suelen incluir funciones más complejas y avanzadas como registro de datos, una mayor capacidad para recolectar información, contadores de tiempo, funciones matemáticas y estadísticas, etc).

    La interfaz de estos termómetros se compone de un panel frontal digital acompañado de uno o varios botones para iniciar o detener la lectura. El tiempo que tarda el mismo en mostrar los valores depende del fabricante, siendo necesario en algunos casos esperar alrededor de un minuto y otros que tan solo necesitan de unos segundos.

    En el caso de los modelos clínicos con mayor sensibilidad puede llegar a ser prescindible el contacto directo. Estos termómetros suelen emplearse por pediatras y otros profesionales de medicina en niños, introduciendo el mismo en el oído para saber si hay fiebre, aunque en estos casos la punta o sonda debe ser desinfectada con alcohol o similar para evitar que pueda producirse una irritación en la piel..

    La sonda del termómetro emite un sonido o una señal cuando tiene un valor estable, procediendo a la lectura de la temperatura directamente de la pantalla. El termómetro se utiliza tanto en seres humanos como en animales. La exactitud de una detección depende de cómo se realizó la lectura.

    Los termómetros digitales son un instrumento que es altamente recomendable tener a disposición de las personas tanto en el ámbito doméstico como en el entorno de trabajo, ya que en caso de que algún trabajador se encuentre mal por algún motivo puede ser muy importante para conocer si tiene una temperatura corporal demasiado elevada, pudiendo así tomar las medidas oportunas para tratarlo o hacerle acudir de inmediato a los servicios médicos de urgencia.

    El termómetro debe formar parte de cualquier botiquín de emergencia. En Sekureco puede encontrar todos aquellos elementos y productos que necesita para contar con un botiquín completo y preparado para cualquier situación.

  • Compresas frío y calor

    En todo ámbito laboral u hogar se deben contar con todos los elementos y accesorios necesarios para poder atender los posibles dolores y/o molestias que puedan venir derivadas de golpes u otras lesiones ocasionadas por el desarrollo de una actividad o deporte. Uno de los objetos más recomendados son las compresas frío y calor.

    El uso del calor y el frío es un tratamiento estándar que puede ser útil para una gran cantidad de lesiones. En función del tipo de lesión y la antigüedad de la misma indican si se debe utilizar calor o frío. El uso de este tipo de bolsas de agua caliente y fría es una de las formas más sencillas y rápidas de poder aplicar calor o frío, según corresponda, sobre la zona afectada.

    Las compresas de gel de calor ayudan a relajar los músculos y mejorar la circulación sanguínea, además de producir un efecto calmante en el cuerpo, lo que favorece al proceso de curación de un problema.

    Entre las compresas frío y calor, se debe optar por la solución caliente en aquellos casos en los que la lesión tenga más de 48 horas, pero no sobre una nueva lesión, ya que provocaría que se incrementase la hemorragia y, por tanto, empeoraría la lesión.

    Las compresas de calor se recomiendan para el dolor de espalda causado por espasmos musculares ya que contribuye a relajar los músculos y así aliviar el dolor, si bien no deben prolongarse los tratamientos más allá de los 20 minutos y se debe evitar que exista demasiado calor. También son recomendadas para las mujeres de cara a aliviar los calambres menstruales.

    Por su parte las compresas fría se recomienda utilizarlas entre cuatro y ocho veces diarias durante los dos primeros días después de haber sufrido un esguince o distensión muscular, combinando el uso de estas compresas con el descanso y la elevación del músculo o de la zona afectada. Al igual que ocurre con las compresas frías, se debe limitar el tratamiento a un tiempo inferior a los 20 minutos y evitar una temperatura demasiado fría.

    Las compresas frías se recomiendan para tratar el dolor de entumecimiento de articulaciones y además reducir la inflamación. También ayudan a reducir la contusión de los esguinces y a aliviar el dolor al adormecer la zona.

    En Sekureco puede encontrar las compresas frío y calor que necesita para estar preparado para el tratamiento de diferentes lesiones.

  • Venda terapéutica

    La venda terapéutica es muy empleada en la actualidad para el tratamiento de diferentes dolores musicales y para la mejora de lesiones. La venda terapéutica o cinta kinesiológica se diferencia de los vendajes tradicionales al no impedir el movimiento a la hora de tratar y eliminar los dolores musculares que pueda sufrir un usuario.

    La venda terapéutica es una cinta elástica que se aplica sobre la zona afectada permitiendo su movimiento y al mismo tiempo mejorando muscularmente de una forma biomecánica. No obstante las vendas sí sujetan los músculos, lo que hace que se consiga una estabilidad tanto a nivel articular y muscular, mejorando la construcción del músculo afectado.

    Por otro lado este tipo de vendas ayudan a reducir la inflamación y a mejorar la circulación.  Se emplean tanto en fisioterapia como en servicios de rehabilitación y en el ámbito tanto laboral como deportivo, mejorando así al usuario al ayudarle a sentir menos dolor.

    Las vendas terapéuticas funcionan, tal y como han demostrado diferentes estudios, de una manera efectiva frente a las molestias y problemas corporales. En la actualidad es muy habitual ver como deportistas de élite las utilizan para reducir los síntomas de dolor e inflamación por lesiones. De hecho los deportistas fueron quienes dieron a conocer en los últimos tiempos las cintas kinesiológicas de colores, aunque llevan mucho tiempo empleándose para el tratamiento de lesiones y problemas.

    Estos vendajes ejercen tracción sobre la piel para incrementar el espacio entre esta y el músculo para así poder reducir la inflamación. Ayudan además a controlar el dolor y son capaces de aumentar o reducir el tono muscular en función de cómo se coloquen. Hay que tener en cuenta que no deben colocarse si el usuario tiene heridas, problemas cardiacos o renales, trombosis o carcinomas.

    Es muy importante contar con la venda terapéutica en todos aquellos centros o instalaciones deportivas en las que pueda haber riesgo de lesión, tales como campos de juego, gimnasios…, pero también en todo entorno de trabajo, ya que nunca se sabe cuando uno de los trabajadores puede verse afectado por una dolencia que pueda comenzar a tratar gracias a ellas, pudiendo así realizar sus labores con menos molestias.

    En Sekureco ponemos a su disposición todo lo que necesita para poder contar con un botiquín bien equipado y preparado para poder tratar cualquier problema o lesión que puedan padecer cualquiera de sus trabajadores o usuarios. Todos nuestros artículos de salud son de la más alta calidad, fabricados por especialistas del sector para que sean capaces de ofrecer la máxima eficacia y durabilidad.

  • Venda rígida – Venda...

    La venda rígida y la venda elástica son dos tipos de vendas muy utilizadas por quienes padecen algún tipo de dolor o lesión, siendo empleadas de manera habitual en articulaciones como el hombro, la muñeca, el codo, los tobillos, las rodillas, la cadera o la espalda, si bien existen diferentes métodos de vendaje para tratar problemas musculares, como es el caso de los vendajes de acortamiento, de descarga, de inhibición…

    El material de una venda rígida o elástica puede ser diferente y en función del caso deben utilizarse tiras autoadhesivas, tiras elásticas adhesivas, tiras de foam, etcétera. Este tipo de vendajes se utilizan principalmente en aquellas patologías traumáticas y de carácter deportivo, si bien en la actualidad se extiende su uso a los centros de asistencia y algunos hospitales, siendo aplicados los vendajes por parte de fisioterapeutas y enfermeros.

    Un vendaje funcional tiene diferentes objetivos en función de la técnica de vendaje, siendo algunos de ellos los siguientes:

    •          Sirven para sujetar y mantener los apósitos en el lugar que han sido colocados.
    •          Ejercer compresión sobre una herida, ayudando así a contener una hemorragia.
    •          Mantener en las férulas en su sitio.
    •          Limitar los movimientos o inmovilizar una zona lesionada.
    •          Disminuir dolores y edemas.
    •          Facilitar la regeneración de los tejidos al permitir el movimiento.
    •          Para corregir deformidades.
    •          Para prevenir lesiones y recaídas por traumas indirectos.
    •          Etcétera.

    En función del profesional de salud que aplique el vendaje y de las necesidades del paciente se podrá utilizar la venda rígida o elástica como para unos usos específicos. Por ejemplo, en el ámbito del deporte y la traumatología, el objetivo de utilizar el vendaje puede ser el reforzar una estructura lesionada, permitiendo al mismo tiempo que el usuario pueda realizar en la misma un movimiento funcional óptimo. De esta forma se estabiliza lo máximo posible la estructura y hace que el paciente pueda seguir realizando sus actividades.

    Existen diferentes vendajes, clasificados en vendajes funcionales clásicos y vendajes funcionales especiales. Los primeros están destinados a cambios en la biomecánica articular, para estabilizar (ya sea supliendo o reforzando), para la dispersión de fuerzas, para la contención y para la compresión, mientras que los vendajes funcionales especiales se utilizan para cambios en la fisiología articular íntima, reeducación y facilitación neurológica y facilitación e inhibición de reclutamiento.

    En Sekureco puede encontrar todo el equipamiento que necesita para poder tratar las diferentes lesiones o problemas físicos que puedan afectar a los trabajadores o deportistas.

  • Venda cohesiva dedos y...

    La venda cohesiva dedos y muñeca es un elemento utilizado para tratar problemas circulatorios o inmovilizadores parciales en los dedos de las manos y la muñeca, previniendo además las lesiones en diferentes ámbitos y actividades deportivas y laborales.

    Una venda cohesiva dedos y muñeca elástica proporciona una compresión uniforme y suave sobre el tejido que está rodeando una lesión, ayudando al mismo tiempo a reducir el dolor y la inflamación. La venda elástica también proporciona un sostén para la zona que está lesionada.

    Los dedos y las muñecas son zonas del cuerpo que se encuentran expuestas a numerosos riesgos propios de la actividad deportiva (tenis, pádel, baloncesto…) y del entorno de trabajo, ya que en muchos casos se encuentran expuestas a poder sufrir diferentes lesiones, tales como torceduras, golpes e impactos, etcétera. Para todo este tipo de lesiones y también como medida de prevención para tratar de reducir la posibilidad de que se produzca una lesión en estas partes, se recomienda el uso de una venda cohesiva dedos y muñeca.

    Con motivo del desarrollo de diferentes actividades, es probable que puedan llegar a producirse esguinces de muñeca, una lesión derivada del movimiento brusco de la mano. En aquellos casos en los que esté confirmado que se trata de un esguince (o una lesión menor) y no de una fractura, se puede optar por aplicar sobre la zona una venda elástica adhesiva cohesiva, dando vueltas en ocho al aplicarla para proporcionar un firme soporte y sin que la inmovilización sea total.

    El procedimiento para hacer un vendaje compresivo de muñeca es el siguiente:

    1.        En primer lugar se coloca la mano del paciente como si este estuviera sosteniendo un vaso, con el pulgar separado del resto de dedos y en forma de curva hacia ellos, estando tanto la muñeca como el resto de los dedos semiflexionados.
    2.        Posteriormente se procede a realizar una vuelta circular con la venda alrededor de la muñeca en dirección de radial a cubital, comenzando por pla parte drosal del antebrazo.
    3.        Después se aplican dos o tres vueltas en forma de ocho alrededor de la palma y del pulgar, con la tensión suficiente para poder mantener un soporte adecuado y haciendo una superposición de forma de que siempre quede cubierta toda la superficie dorsal y palmar de la mano desde la base de los dedos.

    La venda cohesiva dedos y muñeca es muy útil y está a su disposición en Sekureco.

  • Venda rígida | Venda...

    Venda rígida | Venda elástica

Mostrando 1 - 106 de 106 items
Mostrando 1 - 106 de 106 items