USO DE COOKIES

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies

Información

Crear presupuesto para mi pedido Solicitar presupuesto
Mosquetones y conectores

En los trabajos verticales es necesario extremar las medidas de precaución por lo que se debe equipar a trabajador con elementos de seguridad que garanticen su integridad y reduzcan al mínimo las posibilidades de que se pueda producir una caída a diferente altura, que sin duda es uno de los riesgos más peligrosos para los operarios.

Al margen de...

En los trabajos verticales es necesario extremar las medidas de precaución por lo que se debe equipar a trabajador con elementos de seguridad que garanticen su integridad y reduzcan al mínimo las posibilidades de que se pueda producir una caída a diferente altura, que sin duda es uno de los riesgos más peligrosos para los operarios.

Al margen de las cuerdas o los cinturones de seguridad, entre otros, hay otro elemento que es fundamental para la seguridad de los trabajadores, como es el caso de los conectores de seguridad, unos dispositivos concebidos para unir los diferentes componentes de un sistema anticaídas, y a los que también se les conoce con el nombre de mosquetones.

Un mosquetón para ser utilizado en trabajos verticales debe cumplir con la normativa UNE-EN 362, contando con diferentes clases de cierres y formas. La mayoría de los mosquetones utilizados para el trabajo tienen un cierre automático, lo que incrementa la seguridad en el trabajo al evitar posibles descuidos que puedan resultar fatales.

Tipos de conectores de seguridad

Un mosqueton puede estar fabricado con diferentes materiales, siendo los más habituales los conectores de seguridad de acero galvanizado o los de aluminio mezclado con zinc, cobre y magnesio. Independientemente de su material debe cumplir con la resistencia indicada por la norma.

Los mosquetones fabricados en acero tienen un mayor peso pero también cuentan con una mayor resistencia frente a los golpes, el desgaste y la abrasión. Por su parte el mosqueton de aluminio es más ligero y por tanto, cómodo de transportar y utilizar, aunque son más débiles frente a los golpes y el desgaste.

También se pueden encontrar en el mercado modelos de mosquetón elaborados en materiales especiales como el acero inoxidable.

Para elegir uno u otro conector se deben tener en cuenta diferentes aspectos, como son:

  •          En primer lugar se debe asegurar que exista compatibilidad entre el mosqueton y el resto del equipoanticaídas. Por normal general no se recomienda utilizar piezas de aluminio con conectores de seguridad de acero al ir este último desgastando al primero.
  •          El ambiente en el que se realice el trabajo, ya que podría haber sustancias corrosivas que afecten al conector.
  •          La comodidad del trabajador a la hora de utilizarlo.

Los conectores pueden clasificarse en función de su tipo de bloqueo y el gancho del cierre, teniendo en cuenta que, a diferencia de los mosquetones deportivos, en los conectores de trabajo requieren de acciones manuales.

Más

Mosquetones y conectores Hay 65 productos.

Subcategorías

  • Mosquetón acero

    Los mosquetones de seguridad son uno de los elementos básicos para la realización de trabajos en altura, ya que se utilizan para la conexión de sistemas de seguridad. Un mosqueton para trabajo en alturas no puede contar con ninguna parte rugosa o afilada que pueda llegar a provocar el desgaste o corte de las cuerdas o bandas del operario.

    Un mosqueton industrial destinado a ser utilizado en trabajos verticales debe ser de cierre automático y contar con bloqueo manual o automático, evitando así que se puedan abrir de una forma involuntaria. Al menos deben ser necesarias dos acciones del operario para que se puedan desenganchar, incrementando así su nivel de seguridad.

    Un mosqueton seguridad no debe sufrir ninguna rotura ni desgarramiento al ser empleada sobre él una fuerza de un mínimo de 15 kN. Además, al ser componentes de acero, deben estar protegidos frente a la corrosión.

    La función de estos conectores es que unan los diferentes elementos de sujeción del operario y/o del trabajo a realizar, tanto en sistemas destinados a la sujeción de herramientas como para asegurar al trabajador o para el anclaje. Es recomendable la utilización de un mosqueton para arnes en la mayoría de los casos.

    Consideraciones sobre el mosquetón de acero

    Teniendo en cuenta la gran importancia de un mosqueton para trabajo en alturas, un trabajador debe asegurarse de que se trata de un producto debidamente homologado, manejable y lo suficientemente resistente para el uso que se le va a dar.

    En el mercado existen numerosos modelos de mosquetones de seguridad, siendo los más habituales los de pera, en forma de D y los asimétricos, ya que ofrecen una mayor resistencia. Se debe tener en cuenta que en un mosqueton industrial para trabajos en altura debe cumplir con la normativa UNE-EN 362 y contar con una resistencia de al menos 2000 kilogramos con el gatillo cerrado y de 600 kilogramos con él abierto (personas con un peso superior a los 75 kg deben usar conectores con un soporte mayor a los 900 kilogramos con cierre abierto). Además debe tener un grosor de al menos 10 mm y es recomendado el cierre de seguridad automático.

    Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de utilizar estos conectores es que no se deben cargar sobre el gatillo, además de que si se carga en un saliente o se expone a algún esfuerzo transversal se reduce su resistencia.

  • Aluminio Mosquetón

    Elegir siempre el mosquetón adecuado, cuestión fundamental

    Los mosquetones, también conocidos como conectores, forman parte fundamental de los sistemas anticaída. Hay diferentes materiales en los que se puede fabricar un mosquetón, pero siempre, sea cual sea su composición, debe cumplir unos estándares de resistencia establecidos por la normativa.

    Lo habitual es que este tipo de elementos estén fabricados de acero galvanizado o de aluminio. Los de acero resisten bien el desgaste y los golpes, pero son más pesados. En cambio, los de aluminio son mucho más ligeros y soportan mejor la corrosión, aunque también son más sensibles a golpes y desgaste.

    Para elegir bien hay que tener muy en cuenta para qué tipo de trabajos o actividades se va a utilizar y en qué lugares, ya que hay sitios en los que la presencia de sustancias corrosivas puede afectar seriamente a estos elementos. Pero también hay que fijarse muy bien en que el mosquetón sea compatible con el equipo.

    Tipos de mosquetón

    La manera más sencilla de diferenciar los mosquetones es atendiendo a su forma de cierre. Los básicos son de cierre automático y son los más habituales. Otro tipo son los de rosca, más adecuados cuando se va a permanecer largo tiempo enganchado. También existen conectores multiusos diseñados para soportar tensión o de terminación, que siempre cargan en una posición específica.

    Pero también podemos distinguirlos según se bloqueen por rosca, por giro, por tope o necesiten dos movimientos para su apertura. Además, los hay con gancho de cierre o sin él. La variedad de conectores, por tanto, es amplia para poder adaptarse a diferentes usos y necesidades.

    Mosquetones: cuestión de resistencia

    Los conectores pueden ser más o menos resistentes, pero en cualquier caso conviene tener en cuenta que si están cerrados, pero no bloqueados la resistencia será menor que si están bloqueados. Además, la resistencia es superior en el eje mayor, aunque es obligatorio que esté indicado en la pieza con una marca.

    No hay que olvidar, por otro lado, que un uso indebido reducirá su resistencia: hacer palanca con él, colocarlo de modo que soporte la carga en el eje menor o engancharlo a otro son situaciones que reducen la resistencia del mosquetón.

     

  • Ganchos

    El gancho seguridad es un conector al que se le ha colocado un cierre para evitar su posible apertura durante su utilización. El empleo de ganchos de seguridad para arnes y para conectar los diferentes sistemas de seguridad debe emplearse teniendo los conocimientos necesarios para utilizarlos, ya que contribuye a reducir los riesgos de una posible caída a distinto nivel o a la hora de realizar diferentes trabajos en andamios, grúas…

    A la hora de adquirir ganchos de seguridad para trabajo en alturas uno debe cerciorarse de que se trata de un dispositivo homologado y que se puede utilizar para el uso que le vamos a dar. Esto se debe a que no es lo mismo que se vaya a utilizar para un trabajo vertical o que se emplee para el ámbito deportivo.

    Este tipo de conectores incluyen un manual de uso en el que se dan tanto las instrucciones para su correcta utilización como las indicaciones de mantenimiento, además de indicar advertencias de seguridad. Cabe destacar que en el gancho seguridad está grabada la capacidad de carga en kiloNewtons (kN).

    Un gancho está formado por un gatillo para permitir el paso de la cuerda por el mismo, así como un sistema de seguridad que impedirá que se pueda abrir. Existen tres tipos de cierre:

    •          De rosca: Es el tipo de conector más económico y el menos seguro, ya que se necesita utilizar la mano para cerrarlo y suelen bloquearse.
    •          Automáticos: Es la mejor opción para quienes buscan ganchos de seguridad para trabajo en alturas puesto que es el más rápido de utilizar y su manejo es sencillo. Bastará con girarlo con una mano para que se abra y cierre de manera automática.
    •          De bayoneta: El tipo más caro, pero también los que más duran y los que ofrecen una mayor seguridad. Su sistema es similar a los automáticos pero con un cierre adicional. Como contra tienen que es complicado abrirlos con una mano, aunque esto no es un inconveniente para que sean los más recomendados para trabajos verticales.

    Consideraciones sobre los ganchos de seguridad

    A la hora de comprar y utilizar los ganchos de seguridad para trabajo en alturas se deben tener en cuenta una serie de consideraciones:

    •          El gancho seguridad debe cumplir con la norma UNE-EN 365 y el marcado CE, contando con una resistencia mínima transversal de 2200 kilogramos si el gatillo está cerrado y de 600 kilogramos si se encuentra abierto.
    •          No se debe cargar el peso sobre el gatillo ni utilizar varios ganchos de seguridad engarzamos de manera directa. Por supuesto no se deben cargar estando abiertos ni abrirlos si están ya cargados.
    •          En el caso de que se detecte que no cierran bien se debe desechar y no volver a usar. Su caducidad tiene lugar en el momento que ha existido un fuerte impacto en el gancho o este ha sufrido un desgaste.
Mostrando 1 - 65 de 65 items
Mostrando 1 - 65 de 65 items