Aunque en un principio pueda llegar a parecer que las caídas no son demasiado frecuentes en el mundo laboral, la realidad es que se trata del riesgo laboral más común, tanto aquellas caídas que se producen a diferente altura fruto de los trabajos desarrollados en alturas como las que se producen al mismo nivel.

Se trata de un riesgo que puede afectar a prácticamente cualquier trabajador y para el que es necesario contar con unas medidas de prevención y protección determinadas, dependiendo las mismas en función del nivel de riesgo el puesto de trabajo que esté desarrollando el profesional.

Caídas al mismo nivel

Comenzando por las caídas al mismo nivel nos encontramos con este problema que está presente en todos los planes de prevención de riesgos laborales al ser un tipo de accidente que puede darse con gran facilidad.

Puede deberse a diferentes razones, como son el tropiezo con algún objeto o elemento presente en el entorno de trabajo, tras resbalar por encontrarse el piso húmedo o mojado o tras pisar algún objeto.

Para prevenir una caída al mismo nivel debe hacerse uso de Equipos de Protección Individual como es el calzado laboral con suela antideslizante, además de hacer uso de elementos de señalización que se encarguen de advertir a los trabajadores de que una zona está húmeda, lo que les hará pasar con ella con una mayor precaución.

Caídas a diferente altura

Toda caída que pueda producirse a partir de los dos metros de altura se considera un riesgo de caída en altura, un tipo de accidente que puede llegar a ser mortal.

Este riesgo está habitualmente asociado a los trabajos verticales (concretamente a la edificación y la construcción), pero también  puede darse en talleres de mecánica o en la realización de tareas de limpieza.

En todo entorno laboral que sea posible se deben instalar los elementos de seguridad necesarios para incrementar la seguridad, como es el uso de pasarelas de protección o los andamios, si bien cada trabajador debe contar también con un EPI que garantice su seguridad, siendo habitual que se haga uso de un arnés de seguridad y otros sistemas anticaídas creados para evitar que pueda darse un accidente de este tipo.

Las caídas, como ya hemos mencionado, son una de las causas más frecuentes de los accidentes que se dan dentro del ámbito laboral, por lo que se deben extremar las medidas de prevención y protección.