¿Está utilizando los filtros respiratorios correctos?

Seleccionar los filtros adecuados para su mascarilla no siempre es fácil y la elección incorrecta puede proporcionar una protección inadecuada o nula. En nuestra primera serie "¿Qué hay en el aire que respira?", exploraremos algunos de los diferentes tipos de filtros y cómo funcionan. 

Revise los consejos que se muestran a continuación, pero si en algún momento cree que podría necesitar más información o tiene alguna pregunta, simplemente haga clic para preguntarle a un especialista de 3M, que estará encantado de ayudarle. 

 ¿Qué tipos de filtros existen?

Los filtros de partículas ofrecen protección contra partículas, como polvo, nieblas, humos de soldadura y bacterias o virus. No ofrecen protección contra gases y vapores. Hay diferentes niveles de protección disponibles, que ofrecen diferentes niveles de eficiencia de filtración.

Los filtros de gases y vapores ofrecen protección contra los gases y el gas que se forma cuando una sustancia sólida o líquida a temperatura ambiente se evapora. No ofrecen protección contra partículas, como polvo o humos de soldadura. Existen diferentes tipos de filtros de gases y vapores para diferentes tipos de gases y vapores.

Los filtros combinados, como su nombre indica, ofrecen protección contra partículas, gases y vapores. Se utilizan diferentes combinaciones dependiendo de los peligros aéreos. 

Descargue nuestra guía de referencia de Tipos de mascarillas para obtener detalles sobre los diferentes tipos de mascarillas, los filtros disponibles, las normas aplicables y los niveles de protección que se ofrecen. 

Su guía sobre los tipos de mascarillas 

 ¿Cómo funcionan los filtros?

Los diferentes tipos de filtros utilizan distintas tecnologías para eliminar los contaminantes del aire. Por eso es importante seleccionar el filtro adecuado y usarlo correctamente.

Los filtros de partículas consisten en un lecho de fibras cargadas orientadas al azar. Las fibras atraen y atrapan las partículas peligrosas a medida que fluyen hacia y a través del medio filtrante. El nivel de eficiencia y protección de un filtro de partículas aumenta al aumentar el grosor y la eficacia de captura del medio filtrante. 

En el caso de los equipos de presión negativa, como las mascarillas reutilizables, con las que el usuario debe usar la potencia de sus pulmones para extraer aire a través de los filtros, un mayor espesor del filtro puede aumentar la resistencia respiratoria y hacer que la mascarilla sea incómodo de usar, o en el caso de los equipos de respiración motorizados, un mayor espesor del filtro puede consumir más energía de la batería, por lo que en cualquier caso es importante lograr un equilibrio adecuado.

Los filtros de gas y vapor están hechos de carbón activado. Cuando los gases o vapores son capturados por el filtro, se absorben en el carbón activado a nivel molecular. Esta reacción continúa hasta que el carbón está completamente saturado; en este punto, el filtro ha llegado al final de su vida útil y debe cambiarse. Por eso es muy importante establecer un programa de cambio de filtro adecuado cuando se utilizan filtros respiratorios.

Para acceder a una variedad de guías de concienciación sobre riesgos respiratorios, acceda al enlace siguiente o comuníquese con uno de nuestros expertos de 3M si tiene alguna pregunta. 

Enlace a los filtros de protección para máscaras y semi máscaras o medias máscaras.