Algunas profesiones exigen que los trabajadores estén durante largas jornadas de trabajo de pie, además de tener que cumplir con unas condiciones de seguridad e higiene para garantizar su salud.

Uno de los sectores en los que los zapatos  tienen una gran importancia es en la sanidad, donde elegir el calzado sanitario apropiado es fundamental.

Algunas consideraciones acerca del calzado sanitario son las siguientes:

  • Se debe cumplir con la normativa de seguridad referente a cada tipo de trabajo y tareas a realizar. Los profesionales del mundo sanitario que se encuentran en contacto de una forma habitual con productos químicos u orgánicos, como es el caso de quienes llevan a cabo labores en el laboratorio, investigaciones, etcétera, deben contar con un calzado laboral En el momento en el que se aprecie algún tipo de deterioro en el calzado será necesario reemplazarlo por otro que tenga intactas sus propiedades.
  • Lo más habitual en este sector es el uso de calzado sanitario que no necesite más que se cómodo y contar con una suela antideslizante para reducir el riesgo de resbalar. Es habitual que los profesionales de la sanidad tenga entre su equipamiento los zuecos sanitarios, un tipo de calzado que destaca por su transpirabilidad y comodidad, dos aspectos fundamentales en este sector. No obstante, para quienes frecuentan entornos abiertos o semiabiertos en los que puede haber corrientes de aires será recomendable utilizar un zapato cerrado.
  • El uso de plantillas es altamente recomendado en el caso del calzado laboral cuando se va a permanecer durante muchas horas de pie o en posturas incómodas, las cuales podrían llegar a provocar problemas en la salud del trabajador. Utilizando unas plantillas adecuadas se pueden mejorar y evitar las lesiones.
  • Por último se debe considerar que el calzado sanitario sea fácil de lavar y desinfectarse.

En Sekureco puede encontrar todo el calzado laboral que pueda necesitar para su puesto de trabajo y sector profesional, disponiendo de un amplio catálogo de productos a su disposición para que pueda elegir aquel que mejor se adapte a sus necesidades y gustos.

La máxima prioridad debe ser siempre la comodidad del trabajador, sobretodo en centros sanitarios y de salud en la que los profesionales se encuentran constantemente en movimiento.

Elegir un calzado que no sea adecuado puede llegar a provocar daños en los pies del trabajador, además de cansancio y otras dolencias que pueden mermar su productividad y dificultar su trabajo, por lo que es de gran importancia elegir el calzado correcto.