Guantes manipulación de alimentos

Encuentra los mejores guantes de manipulación de alimentos para poder trabajar en las mejores condiciones. Ayudan a reducir la contaminación de microorganismos y a proteger al usuario frente a sustancias y cortes. Disponemos de guantes para riesgos químicos, guantes anticorte, guantes desechables…, productos con la mejor relación calidad – precio que han sido fabricados por empresas especializadas en vestuario laboral. Conoce más.

Precio

Rango: 15 € - 318 €

Marcas unidades

Ordenar por: Relevancia | Precio | Precio desc

En el sector de la industria alimentaria es necesario que los trabajadores hagan uso de guantes manipulación de alimentos, un elemento fundamental que ayuda al usuario a reducir la contaminación de microorganismos entre ellos y los alimentos, además de ayudarles a estar protegidos frente a algunos elementos, sustancias o utensilios que puedan causar algún tipo de irritación o daño.

Existen diferentes tipos. La elección de un tipo u otro debe depender de su resistencia frente a la abrasión o la rotura, su durabilidad y elasticidad y su nivel de sensibilidad al tacto.

En Sekureco disponemos de diferentes tipos y modelos de guantes, incluyendo aquellos concebidos para reducir los riesgos de que se puedan producir cortes mientras se manipulan y elaboran alimentos.

VÁLIDOS PARA

Sus campos de aplicación son muy variados en función del tipo elegido, disponiendo de modelos concebidos para ser utilizados en trabajos de pesca, despiece de pescado, embalaje, viticultura, manejo de hielo, procesos cárnicos, manipulación de alimentos en hornos y panaderías, etcétera.

Se debe tener en cuenta que los guantes de manipulación de alimentos que sean desechables deben ser reemplazados por otros después de manipular alimentos crudos y antes de manipular alimentos cocidos, además de después de haber tocado cualquier tipo de superficie que pueda estar contaminada (bolsas de basura, manijas, utensilios de limpieza, cabello…), después de toser o estornudar o en el momento que se produzca en ellos algún tipo de rotura o grieta.

Asimismo, aunque no ocurra nada de lo anterior, es necesario sustituirlos de una manera periódica para garantizar que no se produzca ningún tipo de contaminación en los guantes.

Se debe prestar especial atención al estado de los guantes independientemente del tipo del que se trate, reemplazándolos siempre que sea necesario para garantizar una correcta higiene y limpieza, tanto para el propio alimento como para el trabajador.