Anticaídas retráctiles

Los mejores dispositivos anticaídas del mercado están a su disposición en nuestra tienda, con la garantía de estar fabricados por especialistas del sector. Equipos de la más alta calidad a los mejores precios del mercado. Conoce más

Personaliza tu búsqueda Cerrar

Precio

Rango: 14 € - 1448 €

Tipo de producto

Marcas unidades

Ordenar por: Relevancia | Precio | Precio desc
Miniroll De Cable

Miniroll De Cable

Miniroll De Cable. Línea de vida retráctil de cable acero galvanizado.
358,40 € (IVA incluído) 296,20 (sin IVA)
Falcon Atex

Falcon Atex

Falcon Atex. Retráctil muy ligero, de cable de 10 m, hecho en acero...
1.380,16 € (IVA incluído) 1140,63 (sin IVA)

Todo trabajador que desempeñe su actividad laboral en alturas debe tener siempre presente el gran riesgo al que se enfrenta a diario mientras desarrolla la misma, que no es otro que la posibilidad de caer a diferente altura. El gran riesgo que esto supone para la integridad del trabajador obliga a adoptar diferentes medidas de seguridad y prevención, debiendo disponer de sistemas anticaídas que están compuestos por diferentes elementos, entre ellos los anticaídas retráctil. En nuestra tienda contamos con diferentes modelos para que cada profesional pueda encontrar aquella opción que mejor se adapte a sus necesidades.

El anticaídas retráctil es un dispositivo que permite al trabajador, una vez que está unido al sistema anticaídas correspondiente, llevar a cabo sus trabajos de manera libre y con la seguridad de que le detendrá en el caso de que se produzca una caída. Es un mecanismo de recuperación automática que está unido a un sistema de frenado/retención/amotiguación, que puede utilizarse tanto en interiores como en exteriores.

La instalación de este tipo de mecanismos debe realizarse, lógicamente, sobre un anclaje que sea seguro y al anclar el dispositivo anticaídas. Es, por tanto, un elemento de amarre que se retrae adaptándose a la longitud que sea necesaria para cada caso.

Este elemento se utiliza habitualmente en un anclaje portátil o único, formando en conjunto un punto de anclaje de seguridad para poder llevar a cabo maniobras especiales en lugares con riesgo de caída a diferente altura. Un punto a tener en cuenta es que su grado máximo de inclinación no debe sobrepasar los 40 grados, además de revisar el bloqueo del aparato antes de ser instalado y en el uso posterior a un trabajo en altura.