Gorros de alimentación

Gorros para todo tipo de trabajadores del sector alimentario. Máxima higiene y comodidad. Una amplia variedad de modelos para que encuentres lo que necesitas: de chef, con visera, con rejilla… La elección de un tipo u otro de gorro dependerá de las preferencias de cada profesional así como de las necesidades estéticas y funcionales del puesto que desempeña. De marcas contrastadas que aseguran la calidad como Velilla o Gary’s. Mira la función de estos gorros.

Personaliza tu búsqueda Cerrar

Precio

Rango: 1 € - 45 €

Marcas unidades

Ordenar por: Relevancia | Precio | Precio desc

Los gorros alimentación son un accesorio fundamental en cualquier tipo de industria alimentaria, es un accesorio muy recomendado en todo trabajo relacionado con la comida, siendo además un elemento indispensable para quienes tienen un cabello largo.

De hecho la ley obliga a todos los manipuladores de alimentos a utilizar esta prenda por razones de higiene y salud para el destinatario final.

Toda industria encargada de la manipulación de productos y alimentos requiere de medidas de protección e higiene, debiendo estar todos los profesionales debidamente equipados con su gorro y su vestuario laboral.

PRINCIPALES FUNCIONES DE UN GORRO DE ALIMENTACIÓN

Ofrecen higiene y limpieza al propio trabajador, al mismo tiempo que evita que pelos de la cabeza puedan caer sobre los productos o alimentos con los que se está trabajando o manipulando.

Los gorros de alimentación también hacen que el sudor del trabajador no pueda caer sobre la comida, reteniéndolo, sobre todo en cocinas o entornos a gran temperatura.

Permiten la transpiración de la cabeza y no requiere de ningún tipo de mantenimiento especial.

Existen unidades vendidas de forma individual y otras que vienen en packs de varias unidades para así poder vestir a varios empleados o que haya recambio por si alguna de ellas tiene algún problema, siendo recomendable siempre tener alguna unidad adicional para que en caso de que surja algún imprevisto el trabajador pueda seguir desempeñando sus labores con normalidad.