Guantes de protección química

Amplia variedad de guantes de protección química, especialmente indicados para la exposición a áreas sanitarias, así como la exposición a diferentes detergentes, aceites y disolventes. Todos avalados por las marcas líderes en el sector: Tegera Ejendals, Safetop, Honeywell, Cofan, entre otros. Conoce más.

Precio

Rango: 1 € - 119 €

Marcas unidades

Ordenar por: Relevancia | Precio | Precio desc

Guantes Tegera® 849

Guantes desechables, 0,19 mm nitrilo, sin polvo, Cat. III.
Desde 32,21 € (IVA incluido)

Precio por unidad
0,53 € (sin IVA) 0,64 € (IVA incluido)

Disponible

Los guantes de protección química del catálogo de Sekureco cumplen con las normas para la protección de productos químicos y microorganismos, lo que permite que cada producto sea capaz de hacer frente a los riesgos químicos más comunes.

En particular existen normas que se refieren a los mecanismos de fabricación y pruebas para este tipo de guantes. La EN420 establece los requisitos generales para los guantes, en cuanto a las exigencias esenciales en materia de ergonomía, de inocuidad, de marcados, de información y de instrucciones de uso.

La UNE-EN 374:2004 Establece los mecanismos para los guantes de protección contra los productos químicos y los microorganismos.

Se recomienda ver las características del producto y sus normas o standards.

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LOS GUANTES DE PROTECCIÓN QUÍMICA

  • Resistencia ante la exposición de grasas, aceites, detergentes y disolventes, pinturas y barnices.
  • Impermeables.
  • Resistencia a la abrasión.
  • Ajuste y mayor confort en la parte interior.
  • Ayudan a preservar la higiene del trabajador.
  • Fabricados en diversos materiales (látex, nitrilo) para diferentes labores.

PARA QUÉ TIPO DE TRABAJO USAR GUANTES DE PROTECCIÓN QUÍMICA

Uno de los sectores donde el uso de este tipo de guante es indispensable, es el área de laboratorios, pruebas y análisis en general, por ser lugares en los que se llevan a cabo una gran cantidad de investigaciones, experimentos y otros trabajos de carácter científico o técnico, un lugar en el que los profesionales están expuestos a diferentes peligros en función de las sustancias con las que se encuentren trabajando.

Un profesional de esta rama se puede enfrentar a diferentes riesgos químicos y biológicos, lo que exige que deban contar en todo momento con ropa de trabajo apropiada, siendo el uso de guantes de protección, una de las principales medidas de seguridad adoptada por los empleadores y técnicos de seguridad laboral.

Pero en diversos campos laborales, los trabajadores están expuestos generalmente a riesgos que pudieran afectar su salud, así como a operaciones técnicas y biológicas de las que se pudiera derivar cualquier tipo de accidente.

Los guantes de protección química están especialmente diseñados para maniobras en entornos húmedos y aceitosos, con resistencia química a sustancias peligrosas o tóxicas. A continuación, te mencionamos varios de los entornos en donde más se utilizan los guantes de protección química.

  • Sector alimentario
  • Sanitarios
  • Estéticas
  • Industria general
  • Industria petroquímica
  • Automoción
  • Laboratorios
  • Higiene y limpieza
  • Peluquería
  • Tatuadores
  • Bricolaje

UN MECANISMO DE PROTECCIÓN PARA LA PREVENCIÓN DE ACCIDENTES

Al trabajar con material biológico o químico es muy importante extremar las medidas de precaución dotando a los profesionales de la protección necesaria frente a estos productos.

La manipulación de químicos inflamables ha sido una de las principales causas de accidentes, pues de esta actividad se corre el riesgo de incendios, contaminación ambiental e incluso enfermedades a largo plazo para el trabajador.

Por esto, es necesario el uso de guantes de protección química para evitar posibles daños y accidentes que pudieran afectar al trabajador. De esta manera se encuentren debidamente uniformados, pero no solo por razones derivadas de los posibles percances que pudieran tener su origen en la manipulación de sustancias, sino también como medida de higiene para evitar que se puedan contaminar las muestras con las que se está trabajando.