Mantas ignífugas

Mantas ignífugas apagafuegos y mantas para soldadura, elementos básicos para la seguridad de los trabajadores a la hora de desempeñar trabajos de soldadura. Modelos altamente resistentes al desgaste y la abrasión que protegen de las salpicaduras de mental fundido. Están confeccionadas en fibra de vidrio y recubiertas con poliuretano ignífugo. Las podemos encontrar cortadas en medidas estándar, en rollos de 25 y 50m o confeccionadas a medida. Aptas para soldadura y cortes de metales. Tipos de mantas de soldadura.

Personaliza tu búsqueda Cerrar

Precio

Rango: 2 € - 518 €

Marcas unidades

Ordenar por: Relevancia | Precio | Precio desc

MANTAS IGNÍFUGAS PARA SOLDADURA

Las mantas de soldadura se usan para proteger la zona de trabajo contra proyecciones de soldadura. Están confeccionadas en fibra de vidrio y recubiertas con poliuretano ignífugo. Proporcionan un mayor grado de protección al trabajador mientras se lleva a cabo una actividad de soldadura.

Estas mantas están tratadas de manera que cuentan con una mayor resistencia frente al desgaste y la abrasión, además de proteger al trabajador de las salpicaduras que se pudieran producir del metal fundido. De esta forma un operario podrá cortar metales o soldar con total seguridad.

  • Kronos: se utilizan en el área de ingeniería química industrial, astilleros, construcción, y centrales eléctricas. Es ignífuga sólo por una cara.
  • Atlas: Está recomendada para uso en vertical en situaciones en las que por esmerilado o proceso de soldadura se alcanzan temperaturas no demasiado elevadas. Es ignífuga por las dos caras.
  • Sirius: Libre de amianto y con buena resistencia mecánica. Utilización en área de ingeniería química industrial, astilleros, construcción y centrales eléctricas. Ignífuga por las dos caras.
  • Olympus: Fabricadas con fibra de silicato, muy flexibles y apropiadas para utilizar en condiciones extremas de alta temperatura. Ignífuga por las dos caras.

CÓMO ELEGIR UNA MANTA IGNIFUGA

Una manta ignifuga puede encontrarse en diferentes tipos, como es el caso de la manta ignifuga para soldadura, la manta ignifuga de fibra de vidrio o la manta ignifuga apagafuego, contando en todos los casos con una gran resistencia frente al fuego y el calor, aunque cada una de ellas destinadas a un uso diferente.

A la hora de elegir una manta de soldadura se debe tener en cuenta el trabajo o actividad que se va a realizar, evitando así utilizar una manta ignifuga apagafuego como si fuera una de las mantas ignifugas para soldadura, ya que no ofrecerá la protección adecuada.

Por ello, a la hora de adquirir una manta ignifuga se deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

Lo primero que se debe hacer es determinar la actividad para la cual se va a utilizar, es decir, si se va a trabajar en un taller de automoción, si se utilizará en un lugar en el que se llevan a cabo ensayos químicos, si se realizan trabajos de soldadura u oxicorte, etcétera…, evitando así utilizar una manta ignifuga apagafuego como si fuera una de las mantas ignifugas para soldadura, ya que no ofrecerá la protección adecuada.

Cuando ya se haya determinado el trabajo que se va a desempeñar se valorará el nivel de riesgo, pudiendo clasificarse este en bajo, medio o alto, y conociendo si hay una exposición directa a las chispas, fuego o salpicaduras de metales fundidos, algo fundamental a la hora de necesitar de mantas ignifugas.

El último paso será elegir la manta ignifuga adecuada para el trabajo a realizar, teniendo en cuenta que existen, entre otros, los siguientes tipos:

  • Apagafuego: Como su propio nombre indica son utilizadas para sofocar conatos de fuego, sobre todo en sus inicios.
  • Fibra de vidrio: Se utilizan en aquellos casos que se requiere de un aislamiento térmico, eléctrico o acústico.
  • Manta ignífuga para soldadura: Son utilizadas para proteger al soldador ante proyecciones y salpicaduras de metales.

Una manta ignifuga es muy útil para evitar posibles daños en diferentes trabajos, siendo altamente recomendadas. En nuestra tienda podrá encontrar mantas apagafuegos, mantas de proyección para la soldadura así como almohadillas y cojines de soldadura y mantas térmicas destinadas a controlar la temperatura de los objetos que ya han sido soldados.